Del storytelling al storyliving: las nuevas formas de enamorar a tu público

 


Del storytelling al storyliving: l
as nuevas formas de enamorar a tu público

Quien merodea por esto del marketing, seguramente habrá oído hablar del llamado ‘storytelling’, y hasta puede que lo haya utilizado como técnica en alguna que otra ocasión. 

Para los no familiarizados con el término, cuando hablamos de storytelling nos estamos refiriendo, ni más ni menos, que al arte de contar historias. En marketing, podríamos definirlo como una técnica encaminada a conectar con el público (sobre todo a nivel emocional) a través de un relato (con todo lo que ello implica: trama, personajes, valores, etc). 

Que no se diga que en la era de Internet y las redes sociales, la comunicación ha de volverse fría y pragmática. Nada más lejos de la realidad. Precisamente el entorno online ha favorecido enormemente el desarrollo del storytelling (que no es nada nuevo) como estrategia de marketing, ya que nos encontramos con diversos canales idóneos para transmitir cualquier tipo de relato sin necesidad de un gran despliegue de recursos. 

Así, tanto los personajes como los valores que vayan asociados a nuestra historia, lograrán una conexión emocional con nuestro público mucho más efectiva que cualquier otro tipo de mensaje que le lancemos. Y son estos valores y personajes con quienes acabará relacionándonos mentalmente el receptor. ¿El resultado? El público conecta con las emociones que hemos tratado de evocar en él, e incluso es capaz de reconocerse a sí mismo en lo que le estamos contando, y por tanto el engagement sube como la espuma. 

Se trata, por tanto, de una forma de hacer más potente al mensaje. Si a ello le sumamos la capacidad que tienen hoy las historias para viralizarse a través de las redes, el resultado puede ser excepcional. 

Hay diferentes tipos de storytelling (de ficción, de situación real de consumo, etc). Emplear uno u otro tipo dependerá de las características de la marca en cuestión.

Pero, ¡ojo! Que ha llegado un momento en el que estamos tan habituados a los mensajes publicitarios que emplean esta técnica, que puede que cada vez se esté volviendo más difícil obtener resultados con ella. Muchos creen que estamos ya saturados de historietas publicitarias y que, por consiguiente, es necesario dar un paso más si se quiere volver a conectar con el público. 

Además, las empresas se enfrentan al reto de conectar con un público cada vez más heterogéneo y cambiante, y cada vez más familiarizado con el discurso publicitario, así como con la tecnología. ¿Cómo llegar entonces a un público “que se las sabe todas” como quien dice? Se hace necesario evolucionar. Y es aquí donde hace aparición el ‘storyliving’. 

¿Qué es el storyliving? 

Se trata de un paso más en el empleo de la técnica del storytelling aplicada al marketing publicitario. ¿Y en qué consiste? Pues en seguir contando historias, pero esta vez el potencial cliente va a pasar a formar parte indispensable en su desarrollo. Ya no se trata de que una marca nos cuente una historia: queremos vivirla. 

Es sin duda un paso lógico teniendo en cuenta la revolución tecnológica e informativa que hemos vivido en los últimos años de la mano del omnipresente smartphone, ese aparato que nos mantiene permanentemente conectados con todo. Y ya no sólo conectados, sino inmersos e involucrados hasta la médula. 

¿Y como lo están haciendo las marcas? Pues posicionándose y tomando partido en causas reales, por ejemplo (campañas que hablan de situaciones políticas o económicas concretas, como la corrupción, tomando un claro partido). También convirtiendo a personas reales en embajadoras de la propia marca a través de su experiencia. Y, por encima de todo, creando sensaciones para el receptor (la alegría y emoción de abrir la caja de tu nuevo iPhone, esa sensación de tener entre tus manos un producto inigualable y que te hace especial…). El resultado final es una conexión mucho más profunda a nivel emocional con el público. Y esto no se olvida. Lo que te contó la marca X en su último anuncio, seguramente no lo recordarás dentro de unas semanas. Pero tu propia experiencia, sí. 

Dicho todo esto, hay que subrayar que, para tener éxito con el storyliving, las marcas han de contar con un binomio clave a la hora de desarrollar contenidos: tecnología y creatividad. Con ambas dándose la mano (y con un buen equipo de profesionales de uno y otro ámbito trabajando codo con codo), quién sabe hasta dónde llegaremos en el entorno del marketing. 

Fuentes: 40defiebre.com, puromarketing.com, marketingdirecto.com, miespaciopublicitario.wordpress.com, informabtl.com. 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies