Blog

Estrategias de marketing top: Apple, la manzana mordida y los nuevos iPhone

Si hablamos de marketing y de Apple, la primera palabra que con toda seguridad podría venírsenos a la cabeza es “éxito”. Y es que la imagen que los de Cupertino han conseguido crear en torno a la famosa manzana mordida, no le es ajena a casi nadie. En los últimos años, sus productos se han convertido para los consumidores en un sinónimo, no sólo de calidad, sino de estatus y hasta en una seña de identidad.

Pero, ¿cuál es la fórmula de ese éxito? ¿Qué estrategias utiliza la marca para afianzar la confianza y el deseo del público en torno a sus archiconocidos ordenadores, teléfonos o gadgets?

 

Marketing, marketing y más (Inbound) marketing

 

Si hablamos de especificaciones tecnológicas, cabría preguntarse: ¿es realmente Apple una pionera? ¿Podemos decir que su tecnología es verdaderamente innovadora? Cualquier entendido en la materia, probablemente nos diría que no. Pero sí existe una vocación en la marca de perfeccionamiento de tecnologías ya existentes, además de convertir el uso de la tecnología en una experiencia accesible.

La presentación de sus productos también tiene mucho que ver, y es que con Apple nos topamos con diseños impecables, sencillos y a la vez atractivos, capaces de enamorar a primera vista.

Pero más allá de todo esto, lo que está claro es que Apple emplea el recurso emocional para convertir el uso de su tecnología en toda una experiencia e incluso en un estilo de vida. Es bien sabido que cuenta con una legión de fans incondicionales, que ha ido sumando gracias a sus revolucionarias estrategias de marketing, y que estos han convertido su afición a la marca en algo mucho mayor: casi en una religión y desde luego en todo un fenómeno social.

 

 

 

Desde este enfoque, resulta evidente que los de Cupertino saben explotar las técnicas de Inbound Marketing de manera ejemplar, esto es: son capaces de ofrecer valor a los consumidores a través de sus contenidos hasta conseguir enamorarlos, y todo ello sin emplear estrategias que estos puedan considerar intrusivas. Es más: el público siente ese “amor” nacer en sí mismo hasta reconocer en el producto algo totalmente deseable, sin que exista la percepción de que ese deseo ha sido algo provocado por el propio anunciante.

Ahí radica la verdadera habilidad del marketero a día de hoy, cuando el mercado es tan diverso y complejo, y hacer sobresalir tu producto a menudo se transforma en una ardua tarea. La estrategia seguida por Apple en este aspecto ha sabido ser más que excepcional.

¿Cuáles son las palabras clave? Exclusividad y expectación. Si bien la marca también emplea la publicidad tradicional, y podemos ver sus spots en televisión y sus anuncios en marquesinas y revistas, los esfuerzos que destinan a este respecto son bastante menores en proporción si los comparamos con los de otras firmas del sector. ¿Por qué? Simplemente, porque no les hace falta. Nos han vendido la idea de que, comprando un iPhone, adquirimos un producto exclusivo que nos proporciona cierto estatus. Eso basta para que un gran número de consumidores se decidan a adquirirlo. Por otro lado, la expectación creada en torno al lanzamiento de sus productos, ayuda a que estos generen curiosidad en el consumidor por sí solos. Sumando ambas cosas, ya tienes unas cuantiosas ganancias ampliamente aseguradas.

La otra gran baza de la compañía es su esmerada atención al cliente, desde el soporte técnico hasta el servicio y asesoramiento en las Apple Stores. Si hay algo que los usuarios de los productos de Apple reconocen de manera abierta, es que se sienten mucho más arropados por la firma en caso de experimentar algún problema técnico o duda a la hora de hallar soluciones que con otras marcas. Esto supone un valor esencial a la hora de construir el prestigio de una marca y hacer que los consumidores exalten el producto a través del boca a boca.

En resumen: quizás sus productos no sean los más innovadores ni su tecnología la más puntera, pero todos sabemos lo que representa poseer un iPhone o un Mac Book. Es síntoma de que estamos al día, nos gusta tener lo mejor y nos lo podemos permitir. Y en una sociedad plagada de valores que ensalzan el consumo, ¿acaso esto no resulta importante desde el punto de vista de una mayoría de la población? Todos sabemos cuál es la respuesta…

 

Los nuevos iPhone: más de lo mismo con un extra de deseo

 

¿Y qué hay de los últimos modelos de iPhone, lanzados hace escasas semanas? ¿Cómo ha sido ese lanzamiento?

Seguramente, a todos nos suenan ya los nombres de los nuevos dispositivos de la marca: iPhone Xs y Xs Max. Sencillamente, porque cada nuevo lanzamiento de Apple se convierte en actualidad por sí mismo, sobre todo en lo que atañe a sus famosísimos terminales de telefonía móvil.

¿Presentan novedades los nuevos teléfonos de Apple? Alguna, desde luego. Pero, ¿suponen un cambio radical o una innovación realmente rompedora con respecto al producto lanzado hace apenas un año? Nos atreveríamos a decir que no. Sin embargo, las ventas se prevén tan abundantes como de costumbre.

¿En qué basa Apple su estrategia de lanzamiento? A continuación veremos algunas de las líneas fundamentales:

Expectación. ¿Quién no ha oído hablar de las presentaciones de Apple? Se trata de eventos medidos al detalle, con una exposición tan clara como elegante, y que tienen mucho del discurso publicitario etéreo que tanto gusta en América. Antes de lanzar una fecha para estos eventos, lo esencial es crear expectación a través de pequeñas píldoras informativas que susciten la curiosidad entre los consumidores. Cuando llega el gran día, todo están tan cuidado y estudiado, y es tal el deseo producido en el público de conocer el producto (lo que llamamos hype), que resulta difícil decepcionar.

 

 

 

Marketing viral. La expectación nos conduce directamente a las estrategias de marketing viral. Esas pequeñas píldoras informativas, a veces con lanzamiento de imágenes incompletas sobre los nuevos productos o rumores, terminan por hacerse virales tanto a través de las redes como de los propios medios, contribuyendo a las estrategias de marketing ideadas desde el entorno de la compañía. Esto conduce a un efecto llamada entre el público que terminará por traducirse en un impacto comercial y publicitario gratuitos para la marca, antes y después de que empiece a comercializarse el producto. Un plan redondo, ¿no os parece?

Marketing directo. Otra de las estrategias que suele seguir Apple es hacer un fuerte hincapié en las campañas de email marketing dirigidas a sus ya clientes. Les informa de sus novedades y cultiva un tipo de newsletter elegante, muy atenta y poco invasiva, en la que se percibe un esmerado trato y siempre un halo de agradecimiento por escoger los productos de la marca. ¿Resultados? El cliente casi siempre acaba avalando a la marca y volviendo a decantarse por ella a la hora de efectuar futuras compras. El fenómeno social Apple a pleno rendimiento.

Publicidad tradicional. Como ya comentábamos, con anterioridad, Apple también se sirve de la publicidad tradicional para promocionar sus productos. Vemos sus anuncios en televisión, prensa, marquesinas, medios especializados, etc. Pero también es fácil notar que lo hace en mucha menor proporción que otras marcas porque no lo necesita. Los resultados de las otras técnicas son tan buenos, que la necesidad de invertir en publicidad se reduce mucho. Y es que es tal la expectación que generan sus productos y la atención que recibe la marca, que los propios medios se ven obligados a hacerse eco de cualquier información lanzada por la compañía sobre sus novedades futuras, y los periodistas a generar análisis una y otra vez sobre sus teléfonos u ordenadores. Simplemente, el público los demanda.

Inbound marketing. Pero, por encima de todo esto, está el lenguaje con el que Apple nos habla de sus productos. Más que aludir a su tecnología o decirnos qué hacen exactamente, nos cuentan una historia acerca de lo que supone utilizar (por ejemplo) sus teléfonos: apelan a lo emocional, a un estilo de vida y a las ventajas no materiales que implica el acceso a su tecnología, hasta hacer que el consumidor lo desee fervientemente. Y esto es quizás lo más importante, y lo que de verdad ha conseguido que un producto como el iPhone o sus iMacs y Mac Books penetren en nuestro día a día con tanta fuerza desde hace unos escasos diez años. La experiencia, lo emocional y la devoción del público por encima de todo.

 

En resumen, el comportamiento de Apple en lo que a estrategias de marketing respecta, viene a demostrarnos una vez más las ventajas del Inbound Marketing frente a la publicidad tradicional. ¿Verás la imagen de los nuevos iPhone en los espacios de publicidad televisivos? Sí, pero con toda seguridad bastante menos que otros teléfonos. Aun así, sabes que ya están en la calle, probablemente conozcas cómo son sus nuevas pantallas y algunas de sus características técnicas, y seguramente intuyas que te gustan. Y que te inspiran confianza. En lo que al marketing respecta, ¡he aquí un trabajo bien hecho!

 

 

Fuentes: mediasource.mx, puromarketing.com, applesfera.com.

Cómo crear una buena estrategia en Instagram para tu empresa

Con varios cientos de millones de usuarios al mes, ya no cabe ninguna duda de que Instagram es una de las redes sociales más en auge del momento. Una poderosa herramienta a la hora de comunicar y generar engagement con producto y marca que las empresas no deben en modo alguno desdeñar.

Sin embargo, entre tanta oferta y con el ritmo frenético que caracteriza a la actividad de los usuarios en esta red, pasar inadvertido puede ser más fácil de lo que crees, aun empleando potentes recursos económicos destinados a la promoción.

Y es que en Instagram vas a tener que tratar de entender y conectar mucho más con el público (lo que viene siendo “trabajártelo”) que a la hora de utilizar otras redes desde un perfil de empresa.

En este post nos hemos propuesto ayudarte a impulsar tu perfil de empresa en Instagram con unos útiles y sencillos consejos. Prueba a seguirlos y verás.

 

1.  Crea una cuenta para empresas
Lo primero que tenemos que hacer es activar el perfil de empresa e incluir toda la información relativa a nuestro negocio, incluyendo nombre, correo electrónico y sitio web. Puedes hacerlo fácilmente desde tu cuenta personal, así como vincularla con tu fan page en Facebook.

 

2.  Genera seguidores
Ampliar nuestra comunidad es esencial a la hora de lograr una mayor repercusión en Instagram. Seguir a otras personas o marcas y darle me gusta a publicaciones ajenas nos ayudarán con este propósito. También funciona muy bien la utilización de hashtags, que nos llevarán directamente a un público interesado por el tema de nuestros posts (expresado a través de hashtags). Con ello ganaremos una alta visibilidad. Eso sí: cuidado a la hora de seleccionar los hashtags.

 

3.  Usa hashtags
Como decíamos en el punto anterior, es preciso seleccionar muy bien los hashtags que emplearemos. La clave está en utilizar sólo aquellos que son adecuados para nuestra empresa. Instagram permite incluir un máximo de 30 hashtags por post, aunque lo ideal es limitarnos a los verdaderamente relevantes para nuestro negocio y que nos proporcionen resultados de calidad.
Otro truco que podemos emplear es observar el uso que otros perfiles o empresas de nuestro sector hacen de ellos. Esto puede darnos algunas pistas acerca de qué hashtags funcionan y cuáles no.
Buscar hashtags relacionados con nuestros contenidos y temática también nos puede conducir a usuarios y perfiles a los que seguir a fin de aumentar la comunidad.

 

4.  Interactúa con tus seguidores y con otras cuentas
Fundamental si queremos mantener el engagement alto y potenciar que nuestros seguidores continúen con nosotros. Es preciso procurar responder a todos los comentarios, dejar nuestra aportación en forma de comentario en otros perfiles, etc. Tampoco está de más usar las menciones (al igual que en Twitter) y enviar mensajes directos a otros usuarios, así como participar en sus stories.

 

5.  Crea un calendario de publicaciones: postea con frecuencia
Ante todo, Instagram necesita que lo mimemos. Nada de abandonos de varios días, pues nos arriesgamos a haber perdido a un buen puñado de seguidores a la vuelta si estos detectan que nuestra cuenta permanece inmóvil y no genera material nuevo. Lo ideal es medir cuáles son las horas en las que los usuarios están más activos y nuestras publicaciones tienen más posibilidades de impactarles, y a partir de ahí crear un calendario estable de publicaciones que habremos de ir cumpliendo. Por supuesto, si necesitamos publicar posts extraordinarios, nunca estará de más. Hay que intentar, eso sí, no saturar a nuestros seguidores con demasiados posts al día.

 

6.  Logra un equilibrio visual
Si consigues que tus seguidores reconozcan tus imágenes nada más verlas aparecer en el timeline, es que estás haciendo un buen trabajo. Esto puede lograrse utilizando siempre un determinado filtro, colores corporativos, una misma temática o fondo, etc. Lo importante es ir probando y experimentando hasta dar con lo que mejor nos funcione. Pero conseguir relacionar nuestra marca con unas determinadas características visuales, puede ser un logro muy positivo.

 

7.  Sube imágenes de calidad
Ya sabemos que Instagram es una red social centrada en lo visual. Por tanto, no podemos emplear cualquier imagen. Necesitamos un mínimo de calidad y, como apuntaremos más adelante, sobre todo apostar por la originalidad, pues tanto forma como contenido son muy valorados en esta red en lo que a las imágenes y fotografías se refiere.

 

8.  No uses enlaces en los posts: “link en bio”
En Instagram, los enlaces no se llevan (al menos de momento). Te van a servir de muy poco, ya que tu público no va a poder hacer clic sobre ellos si los publicas en un post. La costumbre más extendida es incluir en el texto del post la expresión “link en bio” o “link en la bio”. Quiere decir que en tu perfil, los usuarios podrán encontrar un sitio web de referencia al que dirigirse a la hora de buscar cualquier cosa a la que estés haciendo referencia o anunciando en tus posts. Además, recuerda que esa dirección web o enlace principal que colocamos en la biografía puede cambiarse siempre que se quiera. Donde sí podrás emplear enlaces a los que conducir a tu audiencia es en las célebres stories (si lo tienes activado ya) y, por supuesto, en la publicidad.

 

9.  Publica contenido equilibrado: también divertido y entretenido, no estrictamente publicitario
Olvídate de los contenidos puramente publicitarios, o de lo contrario el público huirá de ti. No queremos decir que no los uses nunca, sino que es necesario encontrar un equilibrio entre lo promocional y los contenidos narrativos, entretenidos e incluso humorísticos. O las imágenes evocadoras, claro. Estos son, como ya te imaginarás, los que prefieren los usuarios de Instagram. Incluso ver a los trabajadores de nuestra empresa desayunando puede cosechar más likes y repercusión que simplemente un anuncio alabando las virtudes de uno de nuestros productos.

 

10.  Utiliza las stories, ¡innova!
Atrévete con ellas porque son lo último de lo último a día de hoy. Tienes montones de opciones: con vídeo, con foto, con música, con texto, emoticonos, efectos… Incluso hay apps especiales para crear montajes exclusivamente para las stories de Instagram. Un dato objetivo: hay muchos usuarios (y cuando decimos muchos queremos decir montones) que lo primero que hacen nada más levantarse es mirar las stories de los perfiles que siguen en Instagram. Parece interesante, pues marcarse unas cuantas a la semana, ¿no?

 

11.  Haz ofertas y/o concursos sólo para Instagram
Siempre son un valor añadido, ayudan a darle a tu perfil visibilidad en la red social y, cómo no, son una herramienta indispensable (y casi infalible, diríamos) a la hora de hacer seguidores. ¡Merece la pena tenerlos en cuenta!

 

12.  Crea un hashtag de marca que te represente
No hace falta que sea el nombre de nuestra marca estrictamente, pero sí que esté relacionado. Así, daremos la sensación de tener algo propio y original que ofrecer. Por ejemplo, una tienda de ropa que se llame Rosae, puede emplear el hashtag #rosaestyle en sus posts como una forma de distinguirse, subrayar su marca y dejar claro a su público que goza de un estilo propio e inimitable. Sea verdad o no, pero ¿a que suena bien?

 

13.  Prueba las posibilidades de los álbumes de foto y vídeo
¿Sabías que puedes agregar hasta 10 fotos y vídeos en una sola publicación de Instagram? Para los usuarios es una forma ideal de deslizarse y ver cada contenido de forma individual. Para nosotros, estos álbumes son una manera de combinar fotos y vídeos para contar historias y comunicar de una forma altamente atractiva.

 

14.  Fomenta los agradecimientos para clientes y empleados y el contenido humano
El contenido humano siempre funciona, está comprobado. A los clientes casi siempre les hace ilusión aparecer en las redes sociales de la marca con un agradecimiento expreso hacia ellos, y a los empleados también. Cualquier escena cotidiana de nuestros empleados ilustrada con una imagen y junto a un mensaje de aprecio y reconocimiento por parte de la marca, logra un efecto muy emotivo y positivo en los receptores. ¡Y no cuesta nada!

 

15.  Realiza campañas publicitarias de vez en cuando
No te olvides: estas redes sociales funcionan mediante algoritmos que “premian” tu contribución económica por medio de las promociones. Además, siempre ayudan a conferir una mayor visibilidad a nuestros productos, marca y perfil. Por todo ello, nunca está de más realizar alguna de vez en cuando, aunque sea con un presupuesto moderado. Procura segmentarlas adecuadamente y elegir tu objetivo cuidadosamente para obtener el mayor rendimiento posible.
Esperamos que todos estos consejos te ayuden a poner en pie una excelente estrategia en Instagram y que logres los mejores resultados en esta red social. ¡Adelante!

 

 

Fuentes: socialtools.me, blog.hootsuite.com, websa100.com.

Los 7 mejores canales de YouTube en español para aprender Photoshop gratis

Tanto si acabas de llegar a esto del marketing digital como si ya cuentas con cierta experiencia, sabrás que los profesionales más cotizados en este entorno laboral son aquellos que poseen un perfil ‘todoterreno’, es decir, aquellos que son capaces de hacer de todo.

Una de las aptitudes más demandadas por reclutadores de empleo, medios y agencias de comunicación es la de saber utilizar Photoshop y poseer ciertas nociones de diseño gráfico.

Si todavía no tienes este aspecto controlado pero te gustaría empezar a formarte lo antes posible, hoy te traemos una selección de los mejores canales de YouTube que ofrecen tutoriales para aprender a usar Photoshop totalmente gratis. Y además en nuestro idioma. ¡Ya no tienes excusa!

 

  • Dostin Hurtado

Este canal nos encanta por su sencillez y su sentido del orden y porque, además de Photoshop, puedes encontrar tutoriales para otras muchas utilidades y programas, desde Excel o Word hasta PHP, Adobe Illustrator o diseño web. ¡Completísimo!

Es perfecto para principiantes, aunque al mismo tiempo contiene material algo más avanzado que seguramente te parecerá muy interesante cuando cojas algo de soltura. Te recomendamos no perderte la serie de vídeos “Efectos de Photoshop”, con los que podrás aprender desde a suavizar el aspecto de la piel hasta a simular espíritus en una fotografía.

 

  • Tripiyon

Con más de 100.000 suscriptores, es uno de los canales favoritos entre la comunidad de YouTube en español para aprender trucos de retoque fotográfico y arte digital.

Si no has tocado nunca Photoshop, tal vez te convendría acercarte antes a algún tutorial de iniciación. Así te será más sencillo aprovechar toda la información que encontrarás en este canal, donde disponemos de todo tipo de trucos para sacarle partido a Photoshop (cambios de color, integrar personas o figuras en una foto a la que no pertenecen, efectos de pintura o cómo crear un GIF).

Además, se trata de un canal muy activo, en continua actualización, y que se caracteriza por su tono a la vez esmerado, claro y muy profesional.

 

 

  • Cherru

Pese a su tono algo más informal, este canal cuenta con un amplio surtido de vídeos de corta duración que te mostrarán cómo realizar los efectos y retoques más populares y solicitados de Photoshop.

Tiene casi 90.000 seguidores y, además, también enseña a manejar programas como Final Cut Pro X o Premiere a través de sus ágiles tutoriales.

 

  • Psfacilito

Con los tutoriales de este canal aprenderás de forma rápida a blanquear dientes, eliminar arrugas o generar diversos efectos (lienzo, vintage, arocoiris) en tus imágenes. Dirigido a personas interesadas en conocer los trucos más populares de Photoshop pero que no tienen tiempo para seguir un curso completo. Como mínimo, vas a conseguir retocar tus fotografías para hacerlas mucho más vistosas e interesantes a partir de ahora.

 

  • PSD Box España

Este canal es perfecto tanto si estás empezando como si quieres ampliar conocimientos y experimentar con las posibilidades de Photoshop. Por un lado, ofrece un completo curso de iniciación al programa desde cero y, por otro, enseña verdaderas maravillas para quienes ya lo manejan con cierta comodidad y soltura.

Además de nutrir el canal, su creador, Andrei, también organiza cursos con clases presenciales. En resumen, pone a nuestro alcance lo aprendido durante sus más de 10 años de experiencia, incluyendo formas de trabajar (para que nos acostumbremos a hacerlo de forma eficiente y profesional, utilizando atajos del teclado y otras técnicas). ¡Te recomendamos darte un paseo por sus vídeos!

 

 

  • Conecta Tutoriales

Toda una institución en YouTube en torno al diseño, la animación, fotografía, etc. Entre sus aplaudidos vídeos encontrarás cientos de tutoriales no sólo sobre Photoshop, sino también de Illustrator, InDesign, After Effects, Cinema 4D, diseño gráfico, redes sociales y mucho más.

En lo que a Photoshop respecta, hallaremos tanto tutoriales básicos como algo más avanzados.

Le avalan sus más de 240.000 suscriptores y, además, cuenta con una web propia como complemento.

 

  • Nekodificador

Nekodificador es el alias de Carlos Ramírez, el artífice de los tutoriales que podremos ver en este completo canal, sin duda uno de los mejores para aprender Photoshop gratis en nuestro idioma.

Y es que ya nos lo comenta su creador en la descripción del canal: su intención es “ofrecer un espacio donde aprender fotografía, retoque fotográfico y edición de vídeo”. ¡Y vaya si lo consigue! Que les pregunten a sus más de 105.000 suscriptores…

Además, en este espacio también nos toparemos con un montón de recursos, consejos y trucos dirigidos a los profesionales del sector audiovisual. ¡Merece la pena echarle un vistazo!

 

Esperamos que este listado te haya resultado útil. Ahora sólo falta que saques tiempo y te pongas a ello. ¡Estamos seguros de que no vas a tardar mucho en convertirte en todo un experto en Photoshop!

Comentarios negativos, haters y trolls: cómo lidiar con ellos en tus redes sociales

La llegada de las redes sociales han supuesto una verdadera revolución para la forma en que las empresas y marcas se relacionan con los usuarios y clientes. Se han convertido, no sólo en un canal idóneo para mostrar publicidad y todo lo que puede ofrecer una marca, sino también en una forma de hacer comunidad, dar consejos y recomendaciones, compartir historias con las que el público pueda sentirse identificado, presentar a los trabajadores de nuestra empresa y, cómo no, en un vehículo esencial de atención al cliente para lograr feedback, resolver problemas y enmendar errores.

Pero, ¿qué ocurre cuando, más allá de las posibles quejas (que siempre podemos tramitar de forma tranquila y sosegada, a fin de dar una solución a las incidencias sufridas por los clientes), nos topamos con mensajes negativos cuyo objeto es denostar a propósito la imagen de nuestra marca, boicotear nuestra cuenta o, simplemente, ofender por ofender? Puede ocurrir incluso que estos mensajes se conviertan en frecuentes y, en consecuencia, requieran de un esfuerzo mayor por nuestra parte como gestores de redes.

Y es que, el anonimato que proporciona Internet, donde gran parte de los comentarios e interacciones pueden hacerse tras el amparo de un perfil cerrado y privado, a menudo da lugar a ciertos comportamientos que jamás veríamos aflorar en la vida real.

A continuación, os ofrecemos algunos consejos para tratar de lidiar con este tipo de mensajes y usuarios sin que vuestra marca salga perjudicada.

1. Empieza por identificar las quejas. ¿Se trata del comentario de un cliente insatisfecho que ha sufrido una incidencia real o de un hater o troll que trata de hacer boicot a nuestra marca o simplemente sembrar la discordia e incendiar la comunidad? Dependiendo de la naturaleza del comentario, la conversación discurrirá por un camino o por otro. Tenlo en cuenta antes de gestionar la respuesta.

2. Es esencial actuar rápido a fin de neutralizar los efectos negativos del comentario. Si respondemos con rapidez y educadamente, podemos disuadir a otros usuarios de sumarse a las críticas al ver que realmente hay una persona detrás de esas redes y que van a recibir contestación. Tener un plan o protocolo preparado para cuando esto ocurra con los pasos a seguir también es esencial y puede sernos realmente útil, especialmente si hay más de una persona al frente de los perfiles sociales de la marca.

3. Igualmente es imprescindible mantener el tono y los valores de la marca. Por muy incisivo que sea el comentario, nuestra respuesta ha de ser en tono cordial, sin perder los nervios y mostrando afabilidad, así como nuestra disposición a solucionar cualquier problema o molestia experimentados por los usuarios desde una posición mesurada y educada. Si se trata de una crítica negativa, siempre es bueno agradecer el comentario argumentando la posibilidad de mejorar gracias a las observaciones de nuestros clientes.

4. Mejor por privado. Intenta conducir la conversación hacia el ámbito privado, vía mensaje, e incluso recopilar datos personales del usuario o cliente que ha efectuado la crítica por si podemos ayudarle a solucionar su problema. Si la conversación continúa por la vía de la crítica excesivamente negativa o incluso el insulto gratuito, debemos empezar a considerar otro tipo de actuaciones.

5. Deja claras las normas de tu comunidad y, si no se cumplen, siéntete libre de borrar cuantos comentarios las incumplan y fomenten el odio y/o los insultos.

6. También es preciso saber parar. Ya has respondido adecuadamente, y hasta puede que hayas pedido respeto si el tono de la conversación no es el adecuado y notas que incluso podría rayar con un posible delito de odio. No lo hagas [pedir respeto] más de una vez.  Si todo lo anterior no funciona, todavía puedes dar un paso más.

7.  Siempre puedes optar, en última instancia, por bloquear al usuario o usuarios responsables del “trolleo”. Recuerda que, al fin y al cabo, son las redes de nuestra marca, y nosotros decidimos qué queremos que forme parte de ellas y qué no. A las críticas constructivas y reales, por muy negativas que sean, siempre hemos de estar abiertos. Pero con el insulto gratuito y el trolleo no tenemos por qué ser tolerantes.

8. Fundamental que recordemos esto: jamás hay que entrar al trapo ni alimentar la notoriedad de un troll, ya que esto es lo que busca desde el principio este tipo de usuario y, si seguimos contestándole o percibe nuestro enfado, no cesará en su empeño por boicotearnos a través de sus incisivos (e incluso insultantes y verdaderamente desagradables) comentarios. Recuerda lo que se dice en Internet: “Don’t feed the troll” (“No alimentes al troll”).

Ante todo, ya sabes, ¡mucha paciencia! El troll y el hater son especímenes bastante frecuentes en redes sociales. Cuando hayas combatido a tu primer troll con éxito, ya no habrá nada que se te resista a la hora de gestionar tus perfiles en redes. ¡Suerte!

Fuentes: trecebits.com, runlevel.es y carlosguerraterol.com.

Las 15 mejores herramientas SEO gratuitas que puedes usar

Hoy día, desarrollar una buena estrategia de posicionamiento SEO es totalmente esencial a la hora de impulsar nuestros contenidos y nuestra marca en internet y atraer tráfico a nuestra web. Para ello, precisaremos utilizar diversas herramientas enfocadas especialmente a todo lo relacionado con el posicionamiento orgánico en buscadores.

Herramientas SEO hay tantas, que a veces es posible toparse con la sensación de que no vas a dar con la idónea nunca. Y es que puede pasar que, cuando ya se está ampliamente familiarizado con una de ellas, leas en un artículo o venga un compañero y nos descubra una nueva mucho más completa o acorde con lo que de verdad necesitamos para nuestro trabajo.

Si estáis buscando herramientas SEO funcionales y que podáis usar de forma gratuita, no os perdáis esta selección que hemos preparado para vosotros con las 20 mejores:

 

1. Google Analytics

Quizás la herramienta SEO por excelencia: ya se ha convertido en imprescindible para un gran número de profesionales del social media. Con ella vamos a poder monitorizar toda nuestra web atendiendo al número de visitas, de dónde procede el tráfico, cuánto duran estas visitas, qué contenidos son más populares, etc. Además, también nos va a permitir monitorizar campañas en redes sociales. Sólo necesitamos conocer unos sencillos pasos para instalarla en nuestra web y crear el correspondiente código de seguimiento para la publicidad en redes. Hay multitud de tutoriales y cursos online que nos ayudarán a entenderla y sacarle mucho más partido a nivel profesional.

 

2. Google Trends

Muy útil para conocer las tendencias de búsqueda del momento. La herramienta nos permite añadir palabras clave para conocer sus estadísticas de búsqueda y poder comparar entre diversos términos. Nos ayuda, en suma, a ver la evolución de una palabra clave para así obtener algunas ideas sobre búsquedas relacionadas con ella. Así, siempre sabremos qué palabras añadir a nuestros contenidos para que estos queden posicionados adecuadamente.

 

3. Semrush

También nos puede ser muy útil a la hora de mejorar nuestro posicionamiento SEO y, sobre todo, a la hora de “tener vigilada” a la competencia. Sólo tenemos que introducir el dominio que queramos examinar y, a continuación, se nos mostrará un listado de palabras clave esenciales tanto nuestras como de nuestros competidores.

 

4. Image SEO Tool

Fundamental para el SEO en lo que a imágenes respecta, ya que éstas han venido transformándose en un elemento cada vez más relevante a la hora de posicionar nuestra web. Gracias a esta herramienta y simplemente introduciendo la dirección de la imagen, podremos obtener información sobre el atributo Alt, su título y su tamaño.

 

5. Google Webmaster Tool

Google Webmaster Tools es una herramienta gratuita en la nube que nos permite administrar de manera avanzada un sitio web (siempre y cuando seas propietario o gestor del mismo). Con ella accederemos a información muy importante, además de tener la oportunidad de conocer cómo el buscador ve nuestra web, lo que nos permitirá optimizarla y mejorar su posicionamiento gracias a sus consejos, siempre enfocados a mejorar la experiencia del usuario. Asimismo, nos dará la posibilidad de realizar útiles informes, lo que, junto a Google Analytics, la convierte en imprescindible.

 

 

6. SiteLiner

Una aplicación muy sencilla y que nos dará la oportunidad de localizar y corregir errores básicos, como eliminar contenido duplicado (evitando así que Google nos penalice), enlaces rotos, etc. Su versión gratuita permite analizar hasta 250 páginas de un mismo sitio.

 

7. Seo-Browser

Herramienta bastante más avanzada pero muy interesante, ya que nos muestra nuestra web exactamente igual que como la ven los famosos robots de Google. Eso sí: como decíamos, es bastante avanzada, de modo que requerirá un alto nivel de conocimientos para poder sacarle verdadero partido. ¡Pero merece la pena!

 

8. WooRank

Nos encantan las aplicaciones que, como Woorank, no sólo emiten un diagnóstico de nuestra web, sino que nos dan consejos a partir del análisis realizado para que mejoremos sustancialmente nuestra estrategia SEO y, en consecuencia, nuestro posicionamiento. Además, nos pone nota, lo que nos incentiva a la hora de ir mejorando. Cuenta con versión gratuita y otra algo más completa de pago.

 

9. Link-Assistant

Para poder utilizarla, debemos descargarla en nuestro ordenador. Su versión gratuita nos permitirá acceder a todas sus funcionalidades pero, si queremos guardar las campañas habremos de instalar la de pago. La herramienta, centrada en el link-building, nos dará la posibilidad de analizar el ranking de keywords, examinar a la competencia, analizar el SEO on-site de nuestra web y gestionar los enlaces para mejorar nuestro posicionamiento.

 

10. Screaming Frog

Una herramienta de lo más completa, algo más desconocida pero muy útil, también para descargar en nuestro ordenador y que nos ofrece una gran cantidad de datos sobre nuestro site. Una vez escaseada nuestra web, la aplicación nos presentará de forma ordenada toda la información relativa a su optimización on-page, como los titles, las descripciones, los encabezados, errores de código, errores 404… Con ella, en definitiva, podremos corregir multitud de errores en nuestra web para mejorar así su desempeño en los rankings de Google.

 

11. Screenqueri

Muestra el aspecto de una web según los distintos tamaños de resolución y pantalla en ordenadores, móviles y tablets. Ideal para hacer un seguimiento y comprobación del diseño responsive de nuestra página.

 

 

12. Google Pagespeed

¿Sabías que la velocidad de descarga de una web también contribuye a su mejor o peor posicionamiento? Esta herramienta nos ofrece información muy útil para poder aumentarla. Además, nos presenta la información de manera ordenada y esquemática, lo que la convierte en altamente accesible.

 

13. Image Raider

Una herramienta de búsqueda inversa de imágenes. Nos permitirá detectar cuándo se publica una imagen propia o infografía en otra web, así podremos comprobar si nos enlazan y solicitarlo en caso de que no ocurra. Ideal para desarrollar relaciones con otras webs y mantener el control sobre nuestro material gráfico propio.

 

14. Rapportive

Rapportive es una herramienta orientada al link-building que nos permitirá obtener una información bastante amplia de nuestros contactos. Y, ¿cómo lo consigue? Enlazando las cuentas de mail de éstos con sus perfiles de Linkedin, Twitter, Facebook, etc. Así, al usarla, nos aparecerá una barra en el lado derecho de la pantalla del ordenador con diversos datos de esos contactos, incluido por ejemplo lo que están publicando en ese momento en sus perfiles en redes. De esta forma, obtendremos más información sobre quiénes opinan qué de nosotros y dónde. Bastante interesante, ¿no os parece?

 

15. Metricspot

Al igual que WooRank, esta herramienta nos permite analizar los elementos SEO claves (tanto on-page como off-page), emitiendo un diagnóstico con su correspondiente puntuación. También nos orientará a la hora de detectar posibles errores.

 

Ahora os toca a vosotros probarlas y elegir cuál o cuáles de ellas os son más útiles y/o completas a la hora de desarrollar vuestro trabajo. ¡Esperamos que esta lista os haya sido de ayuda!

Fuentes: mullbrand.com, 40defiebre.com, solomarketing.es y rafasospedra.com.

 

 

Cómo generar una buena estrategia de marketing de contenidos en 5 pasos

Seguramente hayas oído hablar mucho últimamente del marketing de contenidos y de la cantidad de puntos que suma desarrollar una buena estrategia de esta variedad de marketing a la hora de conectar con el público. Y tiene mucho de cierto, efectivamente.

Pero, antes que nada, ¿sabemos de qué estamos hablando cuando pronunciamos las palabras “marketing de contenidos”? Pues, básicamente, se trata de crear y compartir con nuestro público objetivo contenido de calidad capaz de atraer su interés y propiciar su conversión y fidelización.

Puede parecer fácil, pero lo cierto es que conlleva un gran trabajo y, por supuesto, estos esfuerzos a la hora de crear valor añadido que ofrecer a nuestro target deben ir acompañados de una buena estrategia. De ello depende que finalmente tengamos éxito o no.

¿Qué pasos hay que seguir para crear una buena estrategia de marketing de contenidos?

Empecemos por el principio…

 

1. Definir tus objetivos

Lo primero que has de tener claro es qué esperas conseguir con tu estrategia de marketing de contenidos. ¿Buscas conversiones tipo venta, ampliar tu comunidad, segmentarla de manera más precisa o bien aportar tráfico natural a tu web?

Según sean las características de tu proyecto, tu estrategia de creación y difusión de contenidos tendrá que ajustarse a unos temas u otros, o potenciar más unos canales, estilo y maneras de difundir los contenidos que otros.

No es lo mismo una web de venta de muebles, por ejemplo, que habrá de optar por contenidos enfocados a la utilidad, el diseño o los consejos de decoración, que un medio de comunicación especializado en tecnología, que habrá de enfocarse a los tutoriales, reviews de productos, etc. Aunque ambos puedan coincidir en algunos objetivos, como el conectar con su target y ampliar la comunidad, el primero buscará siempre un beneficio económico directo en modo de conversión, y el otro, que sus textos tengan la mayor repercusión posible a fin de conseguir un mayor volumen de anunciantes.

 

2.   Conocer a tu público

Saber a qué tipo de audiencia te diriges y cuáles son sus hábitos es fundamental a la hora de diseñar e implementar una estrategia de marketing de contenidos.

Ello requiere ir más allá de la segmentación sociodemográfica clásica: conocer sus gustos, por qué canales se mueven, qué contenidos les interesa más y cuáles comparten con mayor asiduidad, etc.

Por ejemplo: si te diriges a profesionales, lo ideal será mover tus contenidos en Linkedin, y si por el contrario tu proyecto está orientado al entretenimiento, quizás Facebook e Instagram sean tus redes sociales aliadas.

Llegar a conocer bien a tu target precisará de una monitorización y búsqueda constantes, tanto en redes sociales como en blogs, foros y otros entornos digitales. Lo esencial es escuchar y observar a tu comunidad hasta ir definiendo su idiosincrasia para conectar de manera óptima con ella y ofrecerle contenido verdaderamente relevante según sus intereses. Y que pueda servir también a tus fines, claro está.

 

3.   ¿Qué contenidos necesitas?

Una vez que ya tienes claros tus objetivos y te has parado a analizar bien a tu audiencia, ahora se trata de experimentar y experimentar con tantos formatos como creas convenientes. Tutoriales, entrevistas, encuestas, vídeos, creatividades, imágenes curiosas, testimonios, reviews, contenidos de actualidad, consejos, material de otras webs, etc. Todo aquello que creas susceptible de atraer el interés de tu público, puede servir como contenido. Eso sí: procura darle forma y buen trasfondo, nada de material plano o de clickbaiting. Puedes incluso volver a utilizar contenidos ya publicados dándoles un nuevo enfoque.

La idea es que, publiques lo que publiques, esto sea susceptible de interesar lo máximo posible a tu target.

Por último, ten en cuenta tanto tus fortalezas como tus carencias a la hora de generar contenidos. Si cuentas con pocos recursos y no dispones de material para salir a grabar vídeos, por ejemplo, opta por otro tipo de contenido, o por vídeos más sencillos que puedas generar con una herramienta gratuita. Se trata, no sólo de interesar a tu audiencia y de servir a tus objetivos empresariales, sino de publicar aquello que esté a tu alcance y que pueda dar siempre una buena imagen de tu proyecto/marca.

 

4.   Crear un plan de desarrollo y promoción

Hora de planificar, jerarquizar, distribuir y revisar el trabajo de forma lo más meticulosa posible. Hay que definir quién estará a cargo de proponer y suministrar las ideas, quiénes se encargarán del trabajo creativo, establecer un timing y una supervisión final. Por último, es esencial desarrollar igualmente un plan de distribución y promoción del material creado, ya sea a través de blogs, redes sociales, newsletters, etc (o todo a la vez, claro; tú sabes cuáles son los canales idóneos para llegar a tu público).

 

5.    Analizar: mide tu trabajo y readapta tus contenidos

Medir y monitorizar es esencial para saber si nuestra actividad está teniendo los resultados esperados o no. Así, sabrás qué contenidos y tácticas funcionan para seguir en esa línea en el futuro y cuáles, en cambio, habrás de eliminar de tu estrategia.

Herramientas como Google Analytics (para el tráfico de tu web) o Salesforce (para clientes y ventas) te ayudarán a rastrear el comportamiento de tu público: cuánto tiempo pasan en tu web, qué les interesa más, si visualizan y/o descargan contenidos, si ha habido conversiones, etc.

La clave está en revisar continuamente las métricas adecuadas y obtener conclusiones para redirigir nuestra estrategia en favor de nuestros objetivos siempre que haga falta.

Como ya habrás podido comprobar, una estrategia de marketing de contenidos engloba mucho más que generar contenidos y publicarlos. Tener éxito depende de que sigas meticulosamente estos pasos y, sobre todo, que experimentes, aprendas de tus errores y readaptes tu estrategia según los resultados obtenidos. ¡Ánimo y mucha suerte!

 

Fuente: Hootsuite blog, 40deFiebre.

Cómo hacer buenas newsletters para afinar con tus campañas de email marketing

Al echar un vistazo a nuestra bandeja de correo, podemos pensar que el email no es un buen canal a la hora de potenciar nuestra marca. Recibimos tanta información cada día (mucha más de la que podemos realmente consumir) que parece lógico pensar que cada newsletter que nos llega acaba sin abrirse, perdida en el olvido. Pero lo cierto es que esto no es así.

De hecho, el email es uno de los canales digitales con mejor retorno, incluso por encima de las redes sociales. Así que figúrate si es importante dentro de una buena estrategia de marketing.

¿Quieres saber qué pasos debes dar para que tus campañas de email marketing sean realmente efectivas? Presta atención.

  • Primero: ten claro tu objetivo. No persiguen lo mismo un blogger, que emitirá una newsletter cada vez que publique material nuevo (más allá de que haya un objetivo comercial detrás de su proyecto o no), que un ecommerce, cuyo interés se centra en generar la mayor cantidad de conversiones o leads posibles encaminados a cerrar una venta. La estrategia, los contenidos y el diseño variarán en función de este objetivo final.
  • No dejes de probar cosas nuevas. La clave para dar con la fórmula que mejor le funcione a tu producto, proyecto y campañas es experimentar una y otra vez hasta dar con la tecla. Y luego… ¡a seguir experimentando un poco más!
  • Cuenta siempre con las métricas, porque para eso están. Hacer un seguimiento periódico de ellas y emitir análisis te servirá para detectar qué estás haciendo bien y qué podrías mejorar. Gracias a ellas, podrás impulsar el rendimiento y retorno de tus campañas. Manejaremos dos métricas fundamentales: el open rate o tasa de apertura y el click-to-open rate o CTOR, que mide cuántos usuarios han hecho clic en el mail una vez abierto. Así podremos medir el grado de interés suscitado por nuestra newsletter.
  • Presta atención al texto del asunto y remitente. Esto es esencial a la hora de conseguir que nuestro público abra el mail que le hemos enviado. Lo ideal es que el texto del asunto sea variado en cada campaña, breve y conciso, y que logre “picar” la curiosidad del usuario. El remitente debe ser confiable e identificable; puedes usar, por ejemplo, el nombre de tu marca.
  • Crea contenidos atractivos y que puedan ser de utilidad a tu público. Recuerda que, si te confiaron sus datos y mostraron interés por recibir tus newsletters, no debes decepcionarles. La sencillez también es importante: sé breve, no atosigues con textos enormes, incluye como máximo un par CTAs y coloca lo más importante al principio, para que se lo identifique con rapidez. Por lo general, suele incluirse una introducción, un texto argumentativo y una llamada a la acción.
  • A la hora del diseño, habrás de identificar qué formula sirve mejor a tus objetivos: si un email con texto plano, uno con texto html o con html enriquecido. Aunque pueda parecer que la última opción es la mejor por ser más visual, lo cierto es que está probado que los emails con más volumen de texto funcionan mucho mejor. En parte porque no son catalogados directamente por los servidores de correo como publicidad y enviados al apartado “promociones”, como ocurre con Gmail, y en parte porque el texto da sensación de personalización. Sea como fuere, no lo descubrirás hasta que realices varias pruebas, pero ten en cuenta que los diseños planos y semi-planos suelen funcionar mejor.
  • No envíes newsletter si no tienes nada nuevo que mostrar. No es necesario ni recomendable que envíes una a diario si no tienes capacidad para generar contenidos interesantes a ese ritmo. Puedes enviarla semanalmente, cada quince días o incluso con periodicidad mensual. Lo importante es que lo que vayas a compartir resulte relevante e interesante para tus receptores. De lo contrario, corres el riesgo de que terminen dándose de baja.
  • Mantén tu lista de suscriptores actualizada y segmentada. Ello te permitirá conseguir mejores resultados con tus campañas. Si es necesario, detecta a aquellos usuarios que nunca abren tus emails y elimínalos, pues su comportamiento con respecto a tus campañas siempre afectará negativamente a las métricas resultantes. Eso sí: procura enviarles un email de reactivación. Nunca se sabe…

Todas estas recomendaciones pueden serte muy útiles a la hora de arrancar una estrategia de email marketing para tu marca o proyecto. Procura tenerlos en mente a la hora de diseñar y enviar tu primera campaña. No obstante, ten en cuenta también que ningún consejo es totalmente infalible ni universal. Es importante que vayas probando y descartando opciones. Así lograrás finalmente dar con la fórmula para que tus campañas de email marketing sean cada vez más potentes y efectivas. ¡Mucha suerte!

Fuente: 40defiebre.com

Cómo crear una buena estrategia para Facebook en 10 pasos

No cabe duda de que Facebook es en estos momentos la red social más conocida y donde la mayoría de las empresas quieren (y deben) tener presencia. No estar en Facebook, para muchos tipos de negocio, es prácticamente no existir.

Y es que Facebook, a día de hoy, no sólo te permite tener un escaparate desde el que darte a conocer a multitud de nuevos clientes, sino que de igual modo representa un punto de encuentro desde el que comunicarte con tus seguidores e incluso establecer un canal de atención al cliente de lo más cómodo y eficaz.

Sus campañas promocionadas son las favoritas de infinidad de empresas a la hora de publicitarse (incluso por encima de Google Adwords en muchos casos, donde una capacidad reducida de puja puede limitar bastante los resultados). Cuenta con un completo sistema de estadísticas propio y, en términos generales, debido a su popularidad, aporta un sinfín de ventajas a quienes aspiran a dar a conocer su negocio incluso con pocos recursos.

Eso sí: lograr resultados casi nunca es tarea fácil en esta red social. Si eres profesional de las redes sociales o te encargas de la presencia y promoción de tu negocio en Facebook, ya sabrás que su algoritmo suele ponernos el listón bastante alto.

Pero, ¡que no cunda el pánico! Nada es tarea imposible. Estos consejos te ayudarán a impulsar tu estrategia en Facebook y conseguir mejores resultados.

 

1. Crea contenido de calidad.

En Facebook es esencial aportar contenido de valor. En primer lugar, porque gustará a tu comunidad y te ayudará a crear engagement. Y, como consecuencia, ello actuará de manera muy positiva cuando el algoritmo de la red social haya de “puntuar” o dar visibilidad y alcance a tus contenidos.

Esto significa que no debes llenar tu muro simplemente de información comercial o publicitaria. Tus contenidos deben acercarte a tu público y, sobre todo, contarles historias, ya sea sobre tu producto, sobre tus instalaciones si las tienes o sobre el equipo humano que hay detrás de tu empresa.

Para hacer esto con éxito, debes pensar como tu público, y preguntarte: ¿qué me gustaría ver a mí? ¿Qué contenido me resultaría interesante y compartiría? ¿Cuál me pararía a leer o a interactuar con él? Piensa que, si tu los usuarios de tu comunidad encuentran tus contenidos interesantes, puede ser que los compartan, y así te des a conocer de manera orgánica a más usuarios.

Tus contenidos, pues, han de invitar a mostrar una opinión, a comentar, a participar o a visualizar. Pueden ser fotografías de tus productos, instalaciones o eventos en los que participes (siempre procurando que tengan un trasfondo y contexto interesante para el usuario); vídeos; podcasts; encuestas; ilustraciones; infografías; enlaces (incluso a contenido externo, siempre que pueda resultar interesante para tu comunidad); etc, etc.

 

2. Fomenta la interacción.

Te preguntarás, ¿y cómo lograrlo? Procura, además de informar, hacer preguntas a tu público que fomenten las ganas de dar opiniones y participar. Esto puede hacerse incluso a la hora de publicitar un producto. Por ejemplo: si tu página pertenece a una cafetería que prepara batidos naturales, puedes preguntar a los usuarios de la comunidad qué sabor prefieren. Es sólo un pequeño ejemplo, pero las posibilidades son casi infinitas.

Otro recurso que nunca falla es el de las publicaciones de tono más bien ameno e incluso humorísticas, muy susceptibles de lograr que el público muestre su simpatía por el contenido en cuestión e incluso que comente y, por supuesto, comparta.

Por supuesto, es vital que te introduzcas en las conversaciones y participes tú también para que los usuarios encuentren respuesta desde la página, así como la sensación de que realmente alguien les escucha.

 

3. Analiza en qué momento está más activo tu público.

Hay determinadas horas en las que el público de tu entorno suele estar más activo y las publicaciones que hagas, por tanto, tendrán mayor impacto. Procura averiguar cuáles son las franjas horarias idóneas y programa tus posts para esos momentos de mayor actividad. Existen herramientas como Facebook Insights o Metricool que te pueden ayudar a descubrirlo.

 

4. Fomenta lo visual.

Ya no cabe ninguna duda: el contenido rey es el que entra por los ojos. Esto comprende desde fotografías, ilustraciones, viñetas, banners o, cómo no, el contenido por excelencia para aumentar interacciones y engagement: el vídeo.

Si tienes maña con Photoshop, intenta darle alas a tus propias creaciones. Si no, cuentas con programas gratuitos algo más sencillos como Pixlr, o bien con bancos de imágenes libres etiquetadas por temáticas que pueden serte muy útiles. También puedes compartir los contenidos de terceros (siempre citando la fuente), aunque lo más recomendable es que generes los tuyos propios en la medida de lo posible.

Tampoco te recomendamos que el cien por cien del contenido que postees en tu perfil sean imágenes o vídeos: es recomendable que lo combines con enlaces información más “textual” por así decirlo. No obstante, sí es recomendable que les des cierto protagonismo, ya que el algoritmo también valora mucho este tipo de contenido últimamente.

 

5. Haz campañas promocionadas con cierta periodicidad y bien definidas.

Las campañas promocionadas de Facebook son una forma ideal de promocionar tu negocio y tu marca en la red social. Además, te ayudan a ganar visibilidad y a ampliar tu comunidad sin necesidad de movilizar demasiados recursos.

Puedes monitorizarlas por medio de las analíticas de la propia red o con herramientas como Analytics, y el administrador de Facebook Ads te irá orientando a la hora de crearla de forma muy sencilla e intuitiva.

Eso sí: tienes que tener claro cuál es tu buyer persona, a quién te diriges. Y, cuanto más claro lo tengas, mejor. Facebook te permitirá segmentar tu campaña en base a criterios como el sexo, la edad, localización geográfica, intereses, etc. Cuanto más delimitada esté tu campaña, más fácil te será impactar al público realmente interesado por tu producto o marca, logrando así que tu campaña sea más efectiva. ¡Aprovéchalo!

Una imagen y un texto adecuados, claro está, también te serán de mucha ayuda. Prueba con distintas opciones y ve evaluando los resultados para conseguir optimizar cada vez más tus campañas.

 

6. Intenta programar tus publicaciones desde el propio Facebook.

Como tantas otras “manías” que encierra el famoso algoritmo de Facebook, ésta es una más. Hootsuite, Buffer… todas son herramientas muy cómodas para programar tus publicaciones en las redes sociales, pero Facebook prefiere que, si tienes que programar algo, lo hagas usando sus propias herramientas. De hecho, habrás notado que en ocasiones, los posts que hayas programado desde estas plataformas ajenas a Facebook, pueden acabar publicándose automáticamente con algún error. Si tienes ya una rutina marcada o trabajas a grandes volúmenes, quizás no vas a tener más remedio que emplearlas pero, si tienes la opción de elegir, mejor programa manualmente tus posts desde el propio Facebook. Así, te anotarás un par de puntos con el algoritmo.

 

7. Mide tus resultados periódicamente.

Es muy importante que evalúes el comportamiento de tus seguidores y la repercusión de los contenidos que publicas para saber qué estás haciendo bien y qué puede mejorarse. Así sabrás si se están cumpliendo o no tus objetivos y qué funciona mejor, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo.

Hay herramientas muy efectivas a la hora de medir tu actividad en las redes para generar reportes, como Facebook Insights, Google Analytics o AllFacebookStats.com, así como las propias estadísticas internas que posee la red social.

Crear reportes como mínimo mensuales te ayudará a ver los resultados que estás obteniendo con tus acciones en la red social, así como a evaluar los aciertos, solucionar los problemas y subsanar los posibles errores.

 

8. Crea un calendario y programa tus publicaciones.

Es muy recomendable que crees un calendario y plan de trabajo al menos semanal. Así, organizarás tus posts según el horario idóneo (como aconsejamos en el paso 3) y crearás un ritmo de publicación según tus necesidades y tu público. Esto te permitirá, además, tener en cuenta fechas destacadas en las que tus publicaciones pueden variar, adaptándose al acontecimiento en cuestión y logrando así una mayor implicación de la comunidad y engagement.

Y es que, compartir este tipo de contenidos adaptados al día a día y en el momento preciso, puede generar mucho más impacto, repercusión y sensación de pertenencia en tu comunidad que cualquier otro más “informativo” o meramente publicitario. Ello te ayudará a incrementar la participación y a dar una mayor visibilidad a tu marca.

 

9. Sube los vídeos directamente desde Facebook.

¿Has visto un vídeo de lo más interesante y perfecto para incluir en tu timeline en YouTube? Entonces, mejor que lo descargues y lo subas directamente a Facebook desde tu página. Procura, claro está, citar la fuente e incluso enlazar al canal de donde lo hayas tomado. Lo fundamental es que el contenido venga directamente de tu página, ya que, al ser competencia directa, a Facebook “no le gustan” los enlaces que derivan tráfico a YouTube. El contenido audiovisual es perfecto para impulsar tu perfil y hacer que el algoritmo de la red social te tenga en cuenta de manera positiva pero, eso sí, siempre desde dentro. ¡No lo olvides!

 

10. Modifica, innova, repite.

No tengas miedo de probar cosas nuevas. Según vayas viendo resultados, modifica, prueba con otro tipo de contenidos o repite los que observes que te hayan funcionado. A veces, un tipo de contenido que en principio puede parecerte que no es el idóneo o no va a gustar a tu público, resulta funcionar muy bien final. Recuerda: la última palabra la tienes tú, procura entender a tu comunidad.

 

¿Qué puede hacer por ti una consultoría estratégica?

En la era digital que nos ocupa, lanzar tu proyecto y exponerlo al mundo es mucho más fácil gracias a las nuevas tecnologías, las redes sociales, el entorno web, etc. No obstante, lograr que éste alcance una cierta repercusión y que se distinga entre los muchos otros (posiblemente de las mismas características) que pueblan la red, puede resultar una tarea algo más complicada.

Y es que, para alcanzar un rendimiento óptimo en el empleo de todas estas técnicas y canales, es fundamental una buena estrategia. Puede que tu idea sea de verdad potente. Que tengas a tu alcance magníficos recursos y talento para desarrollarla con creces. Pero necesitas un camino a seguir. Y la hoja de ruta que a otros les ha dado excelentes resultados, puede que a ti no te sirva.

Por tanto: no sólo necesitas una estrategia, sino una estrategia a tu medida, realmente adaptada a las características de tu proyecto y que te ayude a potenciarlo. Aquí es donde entra en juego la consultoría estratégica.

 

¿Para qué sirve una consultora especializada?

Una consultora puede serte de gran ayuda a la hora de calibrar tu proyecto o negocio y, basándose en su experiencia previa y conocimiento de sectores diversos, emitir un diagnostico: qué estrategia necesita seguir tu idea o empresa para tener éxito, que canales y técnicas son los más adecuados y cómo debes, en suma, comunicarte con tu público.

Por ejemplo, las acciones a desarrollar serán muy diferentes en caso de que tu negocio trabaje en un entorno B2B (dirigido a otras empresas) o B2C (dirigido al consumidor).

Lo esencial es detectar con detalle las fortalezas y debilidades del proyecto, a su buyer persona y, partiendo de ahí, planificar un calendario detallado con la estrategia a seguir, a fin de alcanzar una serie de objetivos.

A lo mejor no necesitas estar en una red social (por ejemplo) en la que, pese a que te has empeñado en tener presencia, no consigue aportar ningún valor ni contribuir en lo más mínimo a la consecución de tus objetivos. Eso, al final, se traduciría en un gasto de tiempo y esfuerzo que tendría sus ecos negativos igualmente en el plano económico. Y a nadie le gusta perder su tiempo ni su dinero cuando tiene que sacar una empresa adelante, ¿no es cierto?

 

¿Qué técnicas puede ofrecerte una consultora para ayudarte a tener éxito?

La consultoría especializada en marketing y ventas ha de poner al alcance del cliente una metodología amplia desde la que poder abarcar cualquier acción que éste requiera: desde el diseño y la creatividad hasta el desarrollo y mantenimiento de una web adecuada (y, por supuesto, en estos días imprescindible: responsiva); pasando por las técnicas más actualizadas de marketing tanto online como offline o de Inbound marketing.

La idea es, en suma, aportar valor mediante soluciones creativas que ayuden a definir, gestionar, potenciar y cuidar tanto el producto como la reputación de la marca que lo engloba.

Obtener estos resultados requiere, no sólo de una amplia experiencia y un enfoque altamente multidisciplinar, sino de un compromiso firme con el cliente y un esfuerzo constante. Y, cómo no, de una gran capacidad analítica y autocrítica para saber tanto medir el retorno como detectar la necesidad de posibles correcciones.

¿Tienes dudas sobre qué camino seguir para impulsar tu proyecto? Consúltanos. Todo lo anterior, lo ponemos a tu disposición desde el minuto cero. Porque, ¿qué hay más gratificante para profesionales de las ventas y el marketing como nosotros que asistir al crecimiento y ver día a día aumentar el éxito de nuestros clientes? Te lo contamos: absolutamente nada.

Llega el Nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos

Falta muy poco para que la nueva legislación europea en relación al tratamiento de datos personales (el Reglamento General de Protección de Datos o RGPD) pase a ser de obligado cumplimiento. ¿Qué quiere decir esto? Hasta ahora, el tratamiento de estos datos en nuestro país estaba regulado por la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Esto cambiará a partir del próximo 25 de mayo, cuando se aplicará el nuevo reglamento europeo, con la consiguiente reforma de la ley española.

¿Qué implicará este cambio? A partir de ahora, los ciudadanos de la Unión estarán protegidos por un único marco legislativo, más homogéneo, que además fortalece los mecanismos para que estos ejerzan un mayor control sobre los datos que proporcionan a terceros, introduciendo conceptos como el derecho al olvido o a la portabilidad, así como la obligación para las empresas de obtener el consentimiento expreso de los usuarios a la hora de recabar y utilizar sus datos personales.

¿Cómo afecta a la información que va a llegarte a partir de ahora? Si estás suscrito a cualquier newsletter, presta atención, porque en muchos casos habrás de dar tu consentimiento para que tu información personal continúe formando parte de la base de datos de la entidad que las genera y puedan seguir llegándote sus novedades. Lo normal es que ésta te notifique dicha necesidad y habilite los mecanismos necesarios para que expreses tu consentimiento. Si éste ya fue dado previamente, entonces la entidad en cuestión ha de informarte al menos de los cambios experimentados en lo que a política de privacidad y términos y condiciones se refiere.

Debes asegurarte, por tanto, de que estás conforme con los permisos dados y aceptar las condiciones del servicio para seguir recibiendo las comunicaciones a las que estabas suscrito.

¿Y si administras una web? Entonces te tocará informar debidamente a los usuarios de estos cambios (política de cookies y procedimientos de gestión de datos incluidos), así como proporcionarles un formulario por medio del que puedan dar su consentimiento explícito para que tratemos sus datos en caso de no haberlo hecho con anterioridad.

Y es que, el uso extendido de las redes sociales y de Internet, ha hecho necesario renovar la legislación con objeto de proteger la privacidad digital de los usuarios, sobre todo al hallarse su información personal mucho más expuesta.

Queda por ver si será suficiente con estas modificaciones, al menos durante unos años, o por el contrario habrá que seguir legislando con idea de amparar debidamente a los usuarios del entorno digital.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR